NUEVO VIDEO

Skillet se presentó por primera vez en Argentina.

/
0 Comments
El pasado Jueves 15 de Octubre la banda Norteamericana de rock, Skillet, pisó por primera vez suelo argentino en la primera fecha del Rise Tour que la agrupación está trayendo por Sudamérica.




Ya desde horas tempranas, la puerta de Palermo Groove de la ciudad de Buenos Aires se fue llenando de cientos de Panheads (como se denominan a los fans de la banda) provenientes de distintos puntos de la Argentina -y algunos más valientes vinieron de otras partes como Colombia- quienes estaban ansiosos por ver a su banda favorita.

La noche la abrieron dos bandas locales,Fluir Activo y Ser o No Ser, que con estilos bien definidos, fueron del agrado del público y dejaron un buen sabor de boca…y de oído.

Y cerca de las 21 hs. se abrió el telón y Skillet salió a escena, con su clásica intro de cello y violín por parte de Jonathan Chu y Tate Olsen, y comenzando con “Whispers In The Dark“, “Sick of It“ y “Best Than Drugs“.

Los fans cantaron cada tema de principio a fin a la par de la banda, no solo las partes que tienen letra, sino que también coreaban las partes instrumentales, y entre canción y canción, se oía el “olé, olé, olé, Skillet, Skillet”, al mejor estilo estadio de fútbol.

Uno de los momentos más divertidos se vio cuando la banda realizó el cover de “Wake Me Up” del reconocido artista Avicii, y el público se sumó a la propuesta.

No es fácil que una banda suene igual en vivo o mejor que en sus álbumes de estudio, y Skillet lo demostró en cada tema. Los vientos juegan un papel fundamental, son un gran complemento no solo en la parte musical sino en el despliegue escénico, quién diría que un cello y un violín podrían ser parte de una banda de rock.

Su baterista, Jen Ledger, no solo demostró ser buena con la percusión, sino también con el canto, y encima de eso, hacer las dos cosas excelentes al mismo tiempo. “Awake and Alive“, “Hero” y “Not Gonna Die” probaron que la joven británica sigue creciendo como artista.

John y Korey Cooper no tienen nada que envidiarle a cualquier dúo musical. John es la partehard: su carisma, su voz raspada y su movimientos descontracturados se llevan parte del show. Y Korey es la parte soft: inteligentemente musical, multifácetica instrumental y su impronta hacen que todas las chicas quieran ser como ella. Y Seth Morrison, su guitarrista, también viene en crecida, desinhibido y con gran actitud sobre el escenario –y una gran simpatía debajo de él– hace que los fans lo aplaudan.

Los clásicos no faltaron, “Hero“, “Monster“, “The Last Night” y “Rebirthing” fueron parte del repertorio de una hora y media. Los Panheads quedaron emocionados, eufóricos y con ganas de más. 

Volverán el año próximo a presentar el nuevo álbum, la banda realizó 5 fechas en Brasil.
 
Fuente: enlacemusical.com



You may also like